Balas Vibradoras

Las balas vibradoras son pequeños vibradores portátiles que van directo al grano. Son pequeños y muy efectivos. Además, dado su tamaño son muy versátiles y son los juguetes preferidos para los juegos entre parejas que buscan una estimulación inicial y quizá un poco de “perversión”. Los usos en privado pueden llegar a ser desde el juego propio, introduciendo-lo o frotando, hasta el juego con el clítoris. Suelen tener velocidades regulables y algunos vienen con mando a distancia.

¿Como se usan las balas vibradoras?

Su utilización se basa simplemente en su gran potencia vibradora y su cantidad de modos de vibración. Con penetración o sin con simplemente un pequeño tocamiento estas potentes balas pueden llevar-te rápidamente al climax activando el pequeño botón que suelen tener al final. Para disfrutar en soledad, en pareja o incluso para darse un capricho. Son fáciles de usar, potentes y muy efectivas.

¿Porque tener una bala vibradora?

Simplemente por placer propio. Estos pequeños juguetes son toda una revolución ya que combinan el juego infalible de las bolas chinas junto la tecnología. Pueden ser fácilmente tu juguete preferido con su gran variedad de modelos, formas, tamaños, colores o incluso ¡con personalizaciones!. Además dada su potencia, discreción y efectividad, serán el mejor aliado de tu vida, incluso fuera de casa o para disfrutar de un buen momento de relajación de la ducha con un modelo sumergible.

Características de las balas vibradoras

Estos pequeños dildos poseen un motor de vibración de alta potencia que hace que no tengan nada que envidiar a sus hermanos mayores. Esta potencia de vibración se combina todo tipo de texturas o incluso «imperfecciones» que las hacen realmente un juguete único.

¿Que tipo de personalizaciones hay?

¡De todo tipo! Y cada día se lanzan más al mercado. Con impresiones como calaveras, corazones, colores o degradados. Simplemente encuentra el que más te guste.

¿Que tipo de materiales tienen?

Existen balas vibradoras de todo tipo de texturas. Aunque los más comunes son las balas metálicas o de silicona. Gracias a eso algunos son incluso sumergibles.

¿Tienen siempre forma de bala?

No tiene porque. Aunque si que es cierto que su principal característica es esa forma pronunciada de bala también los hay con forma de huevo conservando, eso sí, su potencia de vibración.

También te puede interesar